NUEVO

Mostrando entradas con la etiqueta EFICIENCIA ENERGETICA. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta EFICIENCIA ENERGETICA. Mostrar todas las entradas

viernes, 20 de mayo de 2011

REFLEXIONES ACERCA DEL ESTUDIO SOBRE EL MERCADO DE EFICIENCIA ENERGETICA PATROCINADO POR LA ASOCIACION "a3e"


Hay que felicitar a la Asociación de Empresas de Eficiencia Energética la publicación del reciente documento sobre el mercado en el que vienen actuando sus asociados.


Como viene siendo habitual para la elaboración de un documento de estas características, se ha recurrido a una consultora de primer nivel, tal como es Deloitte, que viene siendo muy activa en el sector energético, se ha apoyado, la consultora, en miembros directivos de la asociación, expertos y técnicos del IDAE. Dentro del grupo de expertos, es de destacar, la presencia de miembros como: Iberdrola y Gas Natural.

El documento está patrocinado por nueve empresas de primer nivel: Iberdrola, Gas Natural Fenosa, Schneider Electric, Philips, Schüco, Preventop, Ede Ingenieros, Chillida Compendia y Bureau Veritas.

Dentro de los objetivos del documento se señala, entre otros, el siguiente:

“Servir de guía para las empresas del sector y consumidores energéticos, así como para nuevas empresas”

El enunciado del citado objetivo trasciende al ámbito de la propia asociación, en el sentido de implicar a los consumidores y a otras empresas que suponen nuevos entrantes para el sector, y que interesadamente puede traducirse por:

  • Protagonismo del consumidor

  • Protagonismo de nuevos entrantes

La necesidad de establecer cuál es la dimensión del mercado de ahorro y eficiencia energética, por una parte y por otra, la de colocar en cada cesto a cada uno de los agentes que intervienen en el sector ya que como dice el dicho popular: “no se puede estar en misa y replicando” ;obligará a buscar criterios que clarifiquen la situación actual y permita un desarrollo eficiente del potencial existente.

La clarificación de la defensa de las posiciones de cada cual, ayudará a un mejor desarrollo de los mercados, máxime en los momentos como los actuales, de búsqueda de nuevos equilibrios que permitan una relaciones diferentes a las mantenidas hasta ahora y de la apertura de nuevos nichos de mercado.

La reflexión anterior, viene a cuento y se puede entender mejor, con lo acontecido, hasta ahora, con el PLAN 2000ESE., una gran oportunidad para poner las bases de participación de este sector en el mercado de servicios energéticos y la necesaria colaboración con otros sectores también implicados. Y viene, también a cuento, a los cambios que supondrán el nuevo paradigma del sector eléctrico.

En el documento de la UE, titulado:

COMUNICACIÓN DE LA COMISIÓN AL PARLAMENTO EUROPEO, AL CONSEJO, AL COMITÉ ECONÓMICO Y SOCIAL EUROPEO Y AL COMITÉ DE LAS REGIONES
 Plan de Eficiencia Energética 2011

Se recoge la posición de la unión europea sobre la eficiencia energética y dice:

La eficiencia energética es un aspecto esencial de «Europa 2020 - Una estrategia para un crecimiento inteligente, sostenible e integrador» y de la transición a una economía que utilice eficazmente los recursos. La eficiencia energética es una de las formas más rentables de reforzar la seguridad del abastecimiento energético y de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y de otras sustancias contaminantes. En muchos sentidos, la eficiencia energética puede considerarse el mayor recurso energético de Europa. Por este motivo, la Unión se ha fijado como objetivo para 2020 ahorrar un 20 % de su consumo de energía primaria con respecto a las previsiones, y en la Comunicación de la Comisión titulada «Energía 2020» se califica este objetivo de paso fundamental hacia la consecución de las metas de la Unión a largo plazo en materia de energía y clima

La posición indicada por la UE abre toda una ventana de mercados y estrategias para un sector clave en el desarrollo económico de nuestra sociedad y esa deberá ser la ambición del nuevo sector. Sin duda, el documento encargado por la Asociación “a3e” es un buen cimiento para iniciar un debate de todos los agentes implicados para aunar fuerzas en la línea marcada por la UE en su documento



martes, 14 de diciembre de 2010

EL COSTE DEL CICLO DE VIDA EN PROYECTOS DE EFICIENCIA ENERGETICA (PEE)

Para la contratación y posterior desarrollo de los proyectos de eficiencia podemos contar con dos herramientas que pueden ayudar a la creación del mercado  en este tipo de servicios y potenciar la implantación de las empresas de servicios energéticos: la primera es utilizar el denominado: LCC ( life-cycle- cost) como método constatado para evaluar diferentes alternativas y la segunda la utilización de conceptos innovadores en las contratación, siguiendo esquemas similares a los propuestos en:

SMART SPP (innovation through sustainable procurement) Impulsando la innovación energéticamente eficiente a través de la contratación. Guía práctica para las administraciones públicas.

El éxito de los planes del gobierno para activar el desarrollo de las ESE(s) en los edificios públicos, se basará fundamentalmente en dos hechos: el primero, la participación de un gran número de empresas que en su mayor porcentaje fueran PYMES y por lo tanto empresas locales y el segundo, que los proyectos contratados supusieran un alto porcentaje de ahorro de energía con duraciones de los proyectos las menores posibles.

Si la administración hiciese suyo estos objetivos, debería buscar una formula de contratación acorde a ellos, para lo cual sin salirse de la contratación del tipo CCPP (colaboración público privada) supusiera dar entrada a las propuestas más innovadoras, independientemente del tamaño de la empresa concursante y/o favoreciendo, según el alcance previsto, la colaboración entre empresas, como mejor medio de conseguir los objetivos propuestos, dicho con otras palabras, debería primar más las innovaciones propuestas y sus resultados de ahorro y duración del proyecto que el curriculum de la empresa.

El alcance en los PEE queda determinado por el ahorro propuesto, la duración del proyecto y el ciclo de vida del mismo, si fijamos con esos criterios las cualidades de las alternativas presentadas, la elección de las empresas participantes en la negociación con la administración se hace objetiva y transparente y además beneficia una fácil evaluación por la administración mediante el procedimiento indicado anteriormente, LCC, si a lo anterior le añadimos una valoración técnica de la propuesta presentada, una negociación y un análisis de los riesgos del proyecto con propuestas de mitigación, podemos tener un sistema innovador, participativo y totalmente transparente que rompe con esquemas anteriores que no has sabido evolucionar como respuesta a las nuevas tecnologías disponibles.

Por otra parte el procedimiento anterior se adapta a las nuevas exigencias que será necesario cumplir, derivadas de la trasposición de la nueva directiva 2010/31/UE relativa a la eficiencia energética de los edificios, en la cual se marca el camino para conseguir los edificios de consumo de energía nulo y en el que las administraciones de los diferentes países deberán jugar un papel modélico.

La AIE, Asociación Internacional de la energía, en su documento: Energy Efficiency Series de septiembre 2010 propone a los gobiernos una serie de puntos con objeto de mitigar los riesgos en los PEE y con ello conseguir una mayor participación de la iniciativa privada en la inversión en este tipo de proyectos, Entre esos puntos son de destacar los siguientes: Los gobiernos deberían propiciar el intercambio de información entre los sectores público y privado, intensificar la formación y la participación en las plataformas internacionales para el intercambio de información público/privado.

martes, 7 de diciembre de 2010

EL CICLO DE VIDA DE LOS PROYECTOS DE EFICIENCIA ENERGETICA (PEE)

Al aplicar la gestión de proyectos a los de PEE hay que considerar algunas particularidades que son relevantes a la hora de su desarrollo, dentro de éstas se encuentran: el ahorro de energía a conseguir y la duración del proyecto.

A los tres objetivos que constituyen el sistema de cualquier proyecto: coste, plazo y calidad, considerado un alcance definido, en los PEE por sus características particulares y sin salirse de la ortodoxia para la gestión de cualquier tipo de proyecto, es necesario una redefinición de algunos conceptos, así como un establecimiento exacto y totalmente transparente de cómo se va a lograr el alcance del mismo.

La particularidad de los PEE es que se definen e implantan sobre la base de los ahorros que se pueden conseguir en unas instalaciones en funcionamiento, al introducir nuevas tecnologías que conseguirán una reducción en la demanda energética.
 La necesaria inversión tendrá que ser amortizada mediante los ahorros conseguidos que a su vez definirán la duración del proyecto y ésta, la duración, estará compuesta en su mayor parte por la explotación de las nuevas instalaciones hasta la finalización del plazo establecido, durante el cual se podrá realizar la gestión energética total que demande ese cliente, así como la explotación, mantenimiento y suministro energético de las instalaciones modificadas.
Se pueden considerar también dentro de los PEE, aquellas instalaciones nuevas que por sus características consigan unos rendimientos energéticos superiores a los de las instalaciones convencionales ó un acortamiento de los tiempos marcados en las directivas europeas para conseguir una mayor eficiencia en determinados usos.

Las fases que definen el ciclo de vida de estos proyectos tiene una primera característica: la fase de explotación de las instalaciones que finalizará con la entrega de las mismas al cliente, tiene una duración muy extensa y mucho mayor que cualquiera de las precedentes y durante esa fase se consiguen los ahorros previstos. Otra de las características la constituye la variable ahorro, una vez que se ha evaluado que dimensión pudiera tener, su conocimiento define: la inversión necesaria para conseguirla; la duración del proyecto para la recuperación de la inversión a través de los ahorros conseguidos; así como la financiación necesaria.
Las fases del ciclo de vida del proyecto las podemos establecer sobre las bases de los entregables a la propiedad que deberán coincidir con la finalización de cada una de ellas.

El acuerdo entre las partes del inicio del proyecto y por lo tanto el establecimiento de un itinerario cierto y conocido para ambas partes y acordado como y cuando las partes deciden la continuidad de determinadas fases y como se establecen las decisiones de no continuidad será determinante para estos proyectos.

Podemos establecer, por lo dicho anteriormente, un sistema formado por: el ahorro; el plazo y el ciclo de vida que conforman un PEE y tantos subproyectos como sean necesarios para la mejor gestión y definición del sistema general, así una vez acordado el inicio del proyecto mediante un acuerdo contractual, podemos considerar los siguientes subsistemas: subproyecto de financiación; subproyecto de diseño; subproyecto de operación; subproyecto de monitorización y control; subproyecto de mantenimiento y subproyecto de gestión energética y cada uno de ellos con un sistema de gestión propio definido por el coste, el plazo y la calidad y un alcance concretado para cada uno de ellos.

La administración en los CCPP, contratos de colaboración público privado, puede establecer para los PEE cual será el ciclo de vida para los diferentes tipos de edificios y hacer que los resultados de cada una de las fases fueran transparentes y por lo tanto accesibles para todos los agentes interesados en desarrollar sus actividades en este campo, lo que facilitaría un mejor conocimiento de la cadena de valor de los PEE y por lo tanto facilitaría las decisiones de especialización en el ámbito empresarial. La necesaria normativa que es necesario desarrollar para reglar estas nuevas actividades de amplio recorrido público y privado, resultará más pausible con un ciclo de vida definido, así como con el establecimiento de los diferentes subsistemas que lo pueden componer, si la misión de la administración para los PEE es de impulsora de esta actividad, su mejor contribución será ayudar a establecer un desarrollo ordenado que propicie la máxima participación del entramado empresarial existente y sobre todo de las pymes locales y profesionales independientes.

El establecimiento del ciclo de vida del PEE y una cabeza responsable del mismo, permite toda una serie de combinaciones para un ajuste perfecto con las características e intereses de cada cliente y de cada proyecto.