NUEVO

Mostrando entradas con la etiqueta ESE(s). Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta ESE(s). Mostrar todas las entradas

lunes, 29 de agosto de 2011

LAS ESE(s) ANTE EL SECTOR DE LA EDIFICACION


En el grupo: Eficiencia Energética en Edificación (Linkedin) se ha abierto un debate sobre la actuación delas ESE(s) en el sector edificación, aspecto que puede ser muy controvertido, mi posición que he expuesto mediante un comentario es la siguiente:

A las ESE(s) les está costando abrirse camino en el segmento de edificación, entre otros motivos, porque el impulso que las administraciones está dando a estas empresas, a través del Plan 2000 ESE, es un modelo excluyente para las Pymes y Profesionales y solo accesible para las grandes constructoras, lo que ha generado un importante desaliento entre los nuevos agentes que buscan incorporarse a este mercado.

La edificación es la gran apuesta de la UE con su 40% de demanda sobre el total y por el potencial de ahorro que se cifra en no menos del 20%.

Las ESE(S) que se desarrollen en el mercado español deberán adaptarse al entorno energético en el que van a realizar sus servicios, independientemente de conocer los avances de estas compañías en otros mercados y su implantación irá ligada a la existencia de un mercado energético competitivo y liberalizado totalmente, sin barreras para estas compañías, es decir, por ejemplo, con una norma sobre autoconsumo.

Un sector con más de 10 millones de edificios, con un alto porcentaje de segundas viviendas, con urbanizaciones que reúnen a varios edificios o agrupan múltiples viviendas unifamiliares se presentan como clientes idóneos para desarrollar los servicios energéticos.

Sugiero, al igual que se está haciendo en este foro, que utilicemos todos la unidad edificio, lo que interesa desarrollar energéticamente es el edificio o agrupación de edificios y este simple detalle estoy seguro que nos ayudará a todos.

Por último si uno repasa el PAEE 2011-2020 creo no equivocarme al afirmar que no encontrará ningún dato, que si menciones, en relación con los edificios y son, repito, más de 10 millones, aunque su consumo, según nos dicen, representa sólo el 27% del total y el edificio residencial el 17%.

miércoles, 29 de junio de 2011

LAS EMPRESAS DE SERVICIOS ENERGETICOS SON LA MEJOR HERRAMIENTA PARA CONSEGUIR LOS OBJETIVOS DEL SECTOR ENERGETICO

Las empresas de servicios energéticos son un buen instrumento en la consecución de algunos de los objetivos estratégicos del sector energético, entre los que se encuentran: mejorar la seguridad de suministro del país, reducir el déficit exterior, aumentar la competitividad o generar empleo.

Un correcto equilibrio económico por la contribución que estas empresas pueden aportar en la lucha contra el cambio climático posibilitaría una más rápida implantación, al igual que sus servicios en el campo de la eficiencia energética y máxime cuando se necesitan nuevos esfuerzos para conseguir el objetivo de la reducción del 20% en el consumo final en el horizonte del 2020, según ha anunciado recientemente la UE.

La participación de las empresas de servicios energéticos en la reducción del consumo energéticos en la edificación que representa en la UE el 40% del total demandado y que es uno de los objetivos prioritarios de la UE, es ineludible.

Las empresas de servicios energéticos son una de las vías posibles para conseguir que las comercializadoras eléctricas utilicen los servicios de estas empresas para conseguir una reducción en el consumo de sus clientes mediante la eficiencia energética.

Las lecciones aprendidas en la demanda de servicios energéticos en los edificios de las administraciones públicas, debe hacer recapacitar a los responsables de la administración de cómo ayudar al desarrollo de este nuevo tejido empresarial, ya que no se trata de la creación de nuevas líneas de actividades a las empresas existentes que vienen contratando habitualmente con la administración y que por lo tanto no se sienten muy motivadas a reconvertir sus negocios habituales.

Aunque pueda parecer utópica la mejor ayuda de la administración no es la económica sino la de posibilitar, mediante una normativa acorde al objetivo que se busca, que permita que las empresas puedan desarrollar los nuevos servicios, un ejemplo muy ilustrativo la regulación del autoconsumo, al día de hoy todavía no normalizado, posiblemente una acción más contundente que el contrato piloto del Complejo Azca.

La utilización de los ya constatados certificados blancos para la valoración de la eficiencia energética y con ello conseguir nuevos equilibrios económicos, a semejanza de lo hecho en el campo del medio ambiente, debería dar resultados en el corto plazo dada la composición de pequeñas empresas de nuestro entramado empresarial.

El principio de utilizar el ahorro como fuente de inversión deberá posibilitarse con un marco normativo de actuación que lo haga posible y que sea acorde con los objetivos que se enuncian muy a pesar de que vaya contra los intereses muy arraigados.

Las empresas tradicionales aprendieron y realizaron correctamente la venta de energía, dieron respuesta al problema de disponer de la demanda en las horas punta, el objetivo de las nuevas empresas de servicios energéticos es que los consumidores gestionen y usen eficazmente la energía y dado el caso sean también capaces de generar energía, como forma más eficaz de alcanzar los objetivos estratégicos del sector energético y contribuirán, sin duda, a la competitividad en el sector eléctrico, desgraciadamente no está en manos de las empresas su puesta decida en escena, la administración debería haber construido el escenario hace ya mucho tiempo, el escenario de los edificios de la administración ha sido únicamente propaganda y de la mala.

miércoles, 25 de mayo de 2011

SECTOR ENERGETICO Y EL FUTURO INMEDIATO PARA LAS EMPRESAS DE SERVICIOS ENERGETICOS

La convergencia entre sector energético y lo político es incuestionable en el ámbito del Estado Español y por lo tanto, en el momento actual, todos los agentes involucrados evalúan las consecuencias económicas que tendrá la situación política que estamos atravesando.

Hay que distinguir dos grupos de agentes, dentro del sector energético, muy distantes en sus intereses, como son: los agentes tradicionales que constituyen el núcleo duro del sector: Carbunión, Sedigas, AOP, Unesa y la de los nuevos agentes y/o los posibles entrantes; Energías Renovables, Empresas de Servicios Energéticos, Comercializadores, Generación Distribuida, Consumidores/Productores y quizás un largo etcétera.

Desde las dos posiciones indicadas, las consecuencias a la situación planteada son muy diferentes, para los primeros, en el corto y medio plazo la situación es confortable, con la única duda en el descenso del consumo en el mercado nacional. Para los segundos, todo queda en el aire, baste recordar algunos de los temas que se habían indicado que se tenían que acometer y les afecta para su desarrollo:

  • La profundización en la liberalización de los mercados y la revisión en los costes regulados de los sistemas energéticos para mitigar su impacto sobre la competitividad de la industria.

  • El reforzamiento de las políticas de ahorro y eficiencia energética.

  • PLAN 2000ESE de obras de rehabilitación y eficiencia energética en las Administraciones Públicas

  • Establecimiento de un incentivo para la sustitución de los contadores que favorezca el cumplimiento del Plan de sustitución

  • Las medidas necesarias para lograr el cumplimiento de los objetivos de energías renovables de una manera sostenible técnica y económicamente.

    • PER 2011-2020

    • AUTOCONSUMO

El punto más fuerte, dado que no es posible una discrepancia interna, es nuestra pertenencia a la UE y el haber asumido la estrategia energética 20-20-20; por una parte, y por otra, tener que hacer frente a la transposición de las directivas de la UE para el sector así como otros acuerdos, entre las que se encuentran:

  • TERCER PAQUETE LEGISLATIVO DE LA UE

  • DIRECTIVA 2010/31/UE DEL PARLAMENTO EUROPEO Y DEL CONSEJO de 19 de mayo de 2010 relativa a la eficiencia energética de los edificios (refundición)

  • FISCALIDAD ENERGETICA
  • OTRAS
Esperemos que el presumible parón que se va a producir, permita a los nuevos agentes reforzar sus posiciones con los pactos y acuerdos que les haga, en un futuro cercano, poseer el suficiente músculo para ser capaces de participar en los nuevos retos a los que se enfrenta el sector que no es nada más y nada menos que el de su sostenibilidad, por todo ello, en el horizonte del medio y largo plazo se presenta muy esperanzador para las empresas de servicios energéticos y otros agentes.

jueves, 19 de mayo de 2011

EL PLAN 2000ESE REFLEXIONES SOBRE EL ALCANCE Y EL RESPONSABLE DEL MULTIPROYECTO


A nadie se le escapa la necesidad, para las empresas de servicios energéticos, de la activación del PLAN 2000ESE, actualmente, por razones que desconocemos, no se está cumpliendo con el cronograma anunciado, es más el retraso es de tal magnitud que más parece que el PLAN 2000ESE ya no es considerado que entre en las prioridades energéticas, salvo de los profesionales y empresas que habían depositado esperanzas en que realmente las administraciones serían capaces de llevar a buen fin este multiproyecto ya que, entre otros aspectos, era una de las vías de enderezar la situación de empleo por la que atravesamos.

La gestión, en un principio, de 330 proyectos de otros tantos edificios de la administración central, repartidos por toda la geografía Española y cada uno con alcances y situaciones de partida diferenciados, no parece, al día de hoy, que se haya diseñado ajustadamente, a la vista de los resultados alcanzados.

Las empresas y los responsables de la administración que participaron en el primer concurso que se licitó, el complejo Cuzco, debieron sacar las consecuencias del proceso diseñado y a raíz del tiempo que necesitaron, más de un año, dificultades debieron de tener, no lo sabemos, ha quedado para su estudio por los historiadores.

Por otra parte, la publicación de la Directiva 2010/31/UE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 19 de mayo de 2010, relativa a la eficiencia energética de los edificios, modificaba e impulsaba acciones anteriores, el objetivo es ir hacia edificios, en la administración, de consumo casi nulo.

La administración consideró oportuno, a la hora de poner en marcha este Plan, integrar en un único contrato parte de los existentes y añadir la actividad nueva de ahorro y eficiencia energética y aprovechamiento de las energías renovables, para ello fijó, para cada contratación, las siguientes prestaciones:

  • suministro energético,
  • gestión energética,
  • mantenimiento de instalaciones consumidoras de energía
  • ejecución de medidas de ahorro y eficiencia energética y aprovechamiento de energías renovables y residuales.
Los objetivos con los que nació el PLAN fueron:

  1. Reducir el consumo de energía en un 20% en 2016 (objetivo del PAEE-AGE) en 330 centros consumidores de energía de la AGE

  1. Dinamizar el mercado de servicios energéticos incrementando la oferta y demanda de este modelo de negocio asegurando el crecimiento y la viabilidad de este mercado, tal como propone la Directiva 2006/32/CE. La ejecución de las medidas de ahorro y eficiencia energética se realizará bajo la modalidad de contratos de servicios energéticos por ESE(s)
La falta de concurrencia entre las prestaciones de la contratación y los objetivos del PLAN son fácilmente identificables.

Con los datos anteriores se puede definir un ALCANCE inequívoco para el MULTIPROYECTO QUE SE QUIERE ACOMETER, seguramente sí, pero hay que hacerlo, porque será la única forma de poder pasar a definir las tres variables clásicas de todo proyecto: COSTE, PLAZO Y CALIDAD.Y aquí la administración manifiesta que acomete el proyecto con un coste cero, o dicho de otra forma, los ahorros que se consigan, durante un determinado tiempo, serán capaces de amortizar las inversiones que sean necesarias realizar.

A todo lo anterior hay que añadir que hay que dinamizar un mercado inexistente o dicho de otra forma, no hay agentes que tengan las referencias apropiadas para una contratación como la que se busca, pero si hay agentes expertos en las partes que componen la cadena de valor del proyecto que son: GESTION, DISEÑO, OPERACIÓN Y EXPLOTACION.

La primera cuestión que la administración debería resolver es: quién es el responsable de todo este multiproyecto, porque en el caso de que no lo haya para que seguir y si el IDAE lo es, sería bueno que todos lo supiéramos, incluido el propio IDAE. Posiblemente muchas agencias de la energía estarían encantadas de desempeñar algún cometido y a nadie se le escapa la importancia de lo local en este tipo de proyectos.

La administración, tiene en sus manos, la posibilidad de no permitir la subcontratación en este tipo de licitaciones, ni tan siquiera entre empresas de un mismo grupo, lo que obligaría a la creación de UTE(s) ex profesas para este tipo de licitaciones, lo que permitiría una concurrencia de agentes y una base suficiente para acometer los 2000 proyectos previstos.







miércoles, 11 de mayo de 2011

SERVICIOS ENERGETICOS: ENERGIAS RENOVABLES

El Plan de Acción Nacional de Energías Renovables de España de fecha 30 de junio de 2010, es una consecuencia de la Directiva 2009/28/CE de 23de abril de 2009 relativa al fomento del uso de energía procedente de fuentes renovables, para su elaboración se ha establecido un Modelo común para todos los países de la UE, publicado el 30 de junio de 2009.




lunes, 9 de mayo de 2011

LA EMPRESA DE SERVICIOS ENERGETICOS, ACTUANDO EN UN MARCO DE COLABORACION ENTRE PYMES Y PROFESIONALES DE AMBITO LOCAL

 El desarrollo de los mercados de servicios energéticos, en sus diferentes segmentos, podrían acometerse con las pymes locales de variados core business y profesionales libres del sector, acompañado con acuerdos de colaboración, horizontales y/o verticales, con otras empresas y profesionales.

La innovación, la disponibilidad de las tecnologías, el completar o ampliar la cadena de valor del servicio a ofertar, adquirir un tamaño necesario, se revelan como factores estratégicos claves para ser un agente del nuevo mercado de servicios energéticos, sobre todo en el caso concreto de las PYMES y profesionales.

La posición competitiva de una empresa, y más en concreto de una PYME, no sólo depende de su capacidad interna, sino también del tipo de relaciones que sea capaz de establecer con otras empresas y profesionales para alcanzar acuerdos de cooperación o alianzas estratégicas.

Las ventajas que proporcionan estas alianzas son diversas, destacando la consecución de economías de alcance vinculadas con la explotación conjunta de algún conocimiento –la empresa pequeña no tendría capacidad para tenerlo incorporado en sus referencias, en el tiempo demandado por el mercado – y el acceso a la tecnología.

Por supuesto, el que la empresa y el profesional establezca esos acuerdos de cooperación depende de sus necesidades para alcanzar determinados recursos o servicios, pero también de la capacidad de los socios para proveerlos y de poder adquirir el tamaño que demandará el alcance del proyecto que se quiera abordar.

La creación de una red de colaboración que nazca desde la iniciativa de las propias empresas, que sea capaz de trasmitir y apoyar los diferentes conocimientos ya adquiridos y unas relaciones fundamentalmente locales, se perfila como la vía más eficiente para los profesionales y pymes de alcanzar el éxito en los mercados de servicios energéticos, se trata de recorrer el camino inverso al seguido por las grandes corporaciones para su consecución.

Los términos como alianza, acuerdo, asociación o red, todos los cuales cabrían bajo la definición siguiente:
“Acuerdo entre dos o más empresas y profesionales que, uniendo o compartiendo parte de sus capacidades y/o recursos, sin llegar a fusionarse (o sea, manteniendo la independencia legal, cultural y gerencial), instauran un cierto grado de interrelación (formal o informal) para realizar una o varias actividades que contribuyan a incrementar sus ventajas competitivas para acometer proyectos innovadores”, son los caminos adecuados para que el potencial de la pequeña empresa y el de los profesionales sea capaz de incorporarse a la demanda existente de servicios energéticos y a su vez poder reclamar las ayudas que se articulen para el desarrollo del nuevo mercado.

El objeto de la colaboración es el de dejar de ser las unidades aisladas, con escasas posibilidades de actuar en el mercado, para ser ahora la red en su conjunto: se pasa de un modelo de competencia entre empresas a otro de competencia entre grupos de empresas y grandes corporaciones.

lunes, 18 de octubre de 2010

AYUDAS A LAS EMPRESAS DE SERVICIOS ENERGETICOS

Resolución de 28 de septiembre de 2010, de la Secretaría de Estado de Energía, por la que se publica la Resolución del Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía, por la que se establecen las líneas de apoyo económico e incentivación a la participación de las empresas de servicios energéticos en el Plan de activación de la eficiencia energética en los edificios de la Administración General del Estado.http://www.boe.es/boe/dias/2010/10/14/pdfs/BOE-A-2010-15698.pdf