NUEVO

Mostrando entradas con la etiqueta IDAE. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta IDAE. Mostrar todas las entradas

miércoles, 10 de agosto de 2011

EL IDAE Y LA DESAGREGACION DE LA INFORMACION



La experiencia en la gestión enseña la dificultad creciente en el control de los datos según el nivel de desagregación y según el intervalo de tiempo considerado. Cuanta mayor desagregación más dificultad y cuanto menos intervalo más dificultad. En las organizaciones más avanzadas se opta por esquemas matriciales en los que se opta por diferentes caminos de desagregación que deben ser coincidentes en cada una de las celdas de la matriz. A mayor complejidad mayor coste de control y por lo tanto cada organización opta por la más conveniente a sus intereses y sus posibilidades.

El IDAE como máximo responsable nacional en los ámbitos de: ahorro y eficiencia energética y energías renovables, debería establecer una desagregación de la información que facilita y utiliza en los Planes que elabora que fuera útil, no solo para cumplir con los compromisos con la UE, sino también y más importante, con los compromisos hacia los agentes y los consumidores del país.

Los recientes Planes publicados: PAEE 2011-20120 Y PER 2011-2020 adolecen, según mi criterio, de una desagregación uniforme y útil para los diferentes segmentos de mercado a la que debería ir dirigida, sin explicitar un esquema general de posible desagregación, si indicar dos aspectos de especial importancia, como son:

 DESAGREGACION REGIONAL

DESAGREGACION POR: EDIFICACION

DESAGREGACION REGIONAL

Únicamente indicar que no existe este tipo de desagregación de la información, lo que indica una debilidad muy importante de nuestra capacidad de conocimiento o de integración de las realidades regionales y locales.

Las responsabilidades administrativas tanto del ahorro y la eficiencia energética recaen en las unidades regionales que poseen órganos a imagen y semejanza del IDAE en cada uno de los diecisiete territorios en que se divide el Estado Español.

DESAGREGACION POR EDIFICACION

En éste caso se ha optado por considerar una unidad diferente a la indicada, parece que se quiere utilizar el edificio como unidad de referencia y sin embargo se aporta una información más desagregada y no se comunica la inicialmente indicada.

En PAEE no se encontrará ningún dato, a excepción del general, relacionado con los edificios y si otros de mayor agregación como puede ser: consumo de ACS por habitante, consumo de calefacción por vivienda o de iluminación, nº de viviendas que no de dificios….

Hay que recordar la prioridad que tiene el sector edificación en los planes europeos y como se viene impulsando tanto el etiquetado como el diseño como las actuaciones de prestaciones de servicios energéticos en el marco del edificio.

La estrategia de eficiencia energética en la edificación pasa por conseguir los edificios de consumo “casi nulo” en el año 2020, utilizar esta desagregación y sus datos asociados sería de gran utilidad y hasta ayudaría al necesario desarrollo de las empresas y los servicios energéticos con la creación de empleo consiguiente.

La desagregación y su utilización por los agentes implicados no es tarea fácil pero su consecución reporta un valor importante para todos los sectores implicados que en el caso de la energía prácticamente son todos.

Pensar que las medidas que se adoptan en edificación deban ser uniformes en todo el territorio nacional, es al menos tan simple, como el considerar uniforme la temperatura en todo el territorio.







martes, 9 de agosto de 2011

EL IDAE Y EL PLAN 2000 ESE


El pasado 22 de junio la Comisión Europea publicó la Propuesta de una nueva Directiva en el marco del ahorro y la eficiencia energética.

En la propuesta se señala:

La eficiencia energética y el ahorro energético son beneficiosos para el conjunto de la economía de la UE, el sector público, las empresas y los particulares. Por todo ello, la Estrategia Energética Europa 2020 señalaba la eficiencia energética como una de las prioridades clave de la política energética de la Unión Europea para los próximos años.

Los servicios energéticos mediante las ESE(s) como ejecutoras de los mismos, representan una de las apuestas más claras para conseguir los objetivos buscados. El IDAE, mediante el denominado: “PLAN 2000 ESE(s)” pretende mediante las actuaciones en los edificios de las administraciones ejercer una función ejemplarizante que sirva para activar el mercado de servicios energéticos.

En la Propuesta de directiva se marcan, en relación con los servicios energéticos, algunos aspectos que por su divergencia con la posición que viene manteniendo el IDAE, deberían hacer reflexionar a este organismo, en caso de que tal cosa fuese posible. En el Anexo XIII, denominado: “Condiciones mínimas que deben incluirse en los contratos de rendimiento energético con el sector público” se indica:

• Una lista clara y transparente de las medidas de eficiencia energética que deben aplicarse.

• Unos ahorros garantizados que deben conseguirse al aplicar las medidas del contrato.

• La duración y los hitos del contrato, las condiciones y el plazo de notificación previa.

• Una lista clara y transparente de las obligaciones de cada parte contratante.

• Las fechas de referencia para establecer cuáles son los ahorros conseguidos.

• Una lista clara y transparente de los pasos que deben darse para aplicar una medida y los costes asociados.

• La obligación de cumplir plenamente las medidas del contrato y la documentación de todos los cambios efectuados durante el proyecto.

• Unas normas que especifiquen la inclusión de terceros (subcontratación).

• Una presentación clara y transparente de las implicaciones financieras del proyecto y de la distribución entre ambas partes del ahorro monetario obtenido (es decir, de la remuneración del suministrador del servicio).

• Disposiciones claras y transparentes sobre medición y verificación de los ahorros garantizados conseguidos, y sobre los controles de calidad y las garantías.

• Unas disposiciones que clarifiquen el procedimiento para tratar los cambios de las condiciones marco que afecten al contenido y al resultado del contrato (es decir, los cambios en los precios de la energía, la intensidad del uso de una instalación…).

• Información detallada sobre las obligaciones de cada parte contratante.

Y lo que es más importante para este sector de actividad, Artículo 14 Servicios energéticos, dice:

Los Estados miembros fomentarán el mercado de los servicios energéticos y facilitarán el acceso a éste de las pequeñas y medianas empresas



EL IDAE, LOS SERVICIOS ENERGETICOS, EL PAEE 2011-2020 Y LA PROPUESTA DE NUEVA DIRECTIVA DE EFICIENCIA ENERGETICA, COM (2011) 370 final


Al IDAE la Comisión Europea le ha hecho un importante roto en relación con el reciente aprobado PAEE 2011-2020 con fecha 29 de julio de 2011, al publicar el 22 de junio la Propuesta de nueva Directiva Relativa a la eficiencia energética y por la que se derogan las Directivas 2004/8/CE y 2006/32/CE de: 22.6.2011.

La divergencia entre la posición mostrada por el IDAE en el Plan y la situación en la Unión Europea es del siguiente tono:

EUROPA:

La Unión Europea se ha fijado como objetivo conseguir un ahorro de energía primaria del 20 % en el año 2020 y ha hecho de esta meta uno de los cinco objetivos principales de la Estrategia Europa 2020 para un crecimiento inteligente, sostenible e integrador2.

Las últimas estimaciones de la Comisión, que tienen en cuenta los objetivos de eficiencia energética nacionales para el 2020 fijados por los Estados miembros en el contexto de la Estrategia Europa 2020, indican que la Unión Europea conseguirá sólo la mitad del objetivo del 20 % en 2020.

ESPAÑA:

El ahorro alcanzado en 2010, calculado como porcentaje del consumo de energía final de los últimos cinco años inmediatamente anteriores a la aplicación de la Directiva 2006/32/CE —tal como se define en el Anexo I de la misma—, esto es, del promedio del consumo de energía final del período 2003-2007 —ambos incluidos—, asciende al 9,2%, un porcentaje superior al 9% de ahorro propuesto por la propia Directiva para el año 2016. Esto supone, en la práctica, que España ha anticipado el cumplimiento del objetivo de ahorro de la Directiva, propuesto para el año 2016, al año 2010.

En relación con la situación de partida tan favorable, que según el IDAE, posee España con relación a la UE , nada menos de cumplir el objetivo marcado por la UE para el año 2016 con una antelación de cinco años, mantiene el objetivo mínimo marcado para el año 2020 por la UE, lo cual es una contradicción irrealizable desde una posición lógica y analítica.

En la misma línea de divergencia entre el IDAE Y la COMISIÓN EUROPEA, se encuentra la política seguida en relación con las ESE(s), la propuesta de directiva, en relación con este asunto dice:

Artículo 14 Servicios energéticos

Los Estados miembros fomentarán el mercado de los servicios energéticos y facilitarán el acceso a este de las pequeñas y medianas empresas:

a) haciendo pública, comprobando y actualizando regularmente una lista de los proveedores de servicios energéticos disponibles y de los servicios energéticos que ofrecen;

b) proporcionando modelos de contratos de rendimiento energético en el sector público; estos modelos incluirán, al menos, los aspectos indicados en el anexo XIII;

c) difundiendo información sobre los contratos de servicios energéticos disponibles y las cláusulas que deben incluirse en tales contratos a fin de garantizar el ahorro energético y el respeto de los derechos de los clientes finales;

d) alentando la creación de etiquetas de calidad voluntarias;

e) difundiendo información sobre los instrumentos financieros, los incentivos, las subvenciones y los préstamos en apoyo de los proyectos de servicios energéticos

Puntos reclamados reiteradamente desde este blog y que el IDAE, con el nivel de transparencia que le caracteriza viene ocultando, seguramente nos encontramos en los primeros puestos de la UE en el apartado de Servicios Energéticos ya que el papel lo aguanta todo y más para nuestra Instituto, analizar para creer.

martes, 21 de diciembre de 2010

EL IDAE Y EL PORVENIR OSCURO. EL COSTE DE LA FALTA DE TRANSPARENCIA

El porvenir oscuro, indicado en el título, esta referido con: incierto, peligroso, temeroso; adjetivos que pueden emplearse en relación con el manejo que de la información viene haciendo las personas que trabajan en ese organismo público.

El IDAE es una entidad pública empresarial y por lo tanto sujeta a unas actuaciones en consonancia con lo público y que por lo tanto debe servir al interés general y poner a disposición de la sociedad, especialmente de las empresas y los profesionales, toda la información útil para el desarrollo de lo privado y de no hacerlo así, estará utilizando los trabajos realizados con el dinero público en beneficio de intereses particulares y no generales.

Si los trabajos que realiza no reúnen la calidad o el oportunismo necesario, serán las propias empresas y/o profesionales que se lo harán saber, la falta de transparencia conduce a un sobre coste de lo público de difícil justificación siempre pero más en las circunstancias actuales y más en lo energético. Dos ejemplos recientes:
El pasado 18 de noviembre se celebraron una jornadas en las dependencias del Enerclub tituladas: El precio de la política energética: ¿cómo pagar el coste de cumplir el objetivo de energías renovables?
En ella intervino el Director de Energías Renovables, IDAE (El Plan de Acción de Renovables (PANER) de España a 2020.) todos los asistentes dieron acceso a la información presentada excepto el representante del organismo público, a una petición directa de la información, tampoco se accedió.

El otro ejemplo, esta relacionado con las Empresas de Servicios Energéticos y el Plan de la Administración para potenciar estas empresas que es pilotado por el IDAE.
Cualquier agente privado que quiera hacer un seguimiento del desarrollo de los proyectos y utilizarla con ánimo de participar en este mercado se encuentra con un porvenir oscuro ya que el IDAE no está dispuesto a que sea de dominio público, hoy por hoy, que es cuando más necesario es.

El comportamiento del ente público es como si obviase la existencia de la utilidad de la red y las posibilidades que la misma presta a las empresas y profesionales y comportamientos temerosos con la transparencia son de dudosa legalidad y de incierta gestión.

Los ciudadanos podemos fácilmente valorar los contenidos que nos proporcionan administraciones como la americana y las proporcionadas por el IDAE y de ese comparativo, algunos profesionales, nos enrojecemos de vergüenza ajena. La otra cuestión es cuanto cuesta al año esta entidad pública y a qué intereses sirve, personalmente creo que están en juego muchos puestos de trabajo y no es justo que se desaprovechen por actuaciones no ajustadas y máxime en este campo dónde la innovación, los nuevos profesionales y las nuevas tecnologías tienen un marco natural para su desarrollo.